Y Preguntaron lo que Quisieron y Todos Fueron Respondidos

0
21

Trato de recordar si en los días de mi vida ha existido alguno en el que no  me haya preguntado algo. Cierto es que muchas  preguntas carecieron de importancia, mirando atrás diría que eran  banales e inútiles; pero algunas nacieron de forma consciente y meditada, desde el fondo de mi necesidad de ver la luz de la verdad; y en muchos casos desde la desesperación de encontrar respuestas urgentes para mí existencia.

El sábado 13 las preguntas de nuestro primer “pregunta lo que quieras” fueron realmente inteligentes y las respuestas de gran utilidad. Incluso para quienes no formulamos ninguna, pero nos vimos respondidos a través de las inquietudes de los demás.

No quito la importancia imprescindible de la lectura de los textos védicos al decir que esta actividad es enormemente enriquecedora y además un complemento efectivo como método de enseñanza. Y este argumento tiene peso si recordamos que algunos de los libros de los más grandes maestros son la recopilación de conversaciones y respuestas que ellos han dado a lo largo de la historia.

¿Cuál es la diferencia entre alma y espíritu?, ¿existe una interpretación de la numerología en la literatura védica?, ¿cómo puedo ver a Dios?, ¿por qué estoy aquí, dónde estuve antes?, son algunas de las preguntas que se presentaron y que fueron contestadas  por Janardan Dasa de forma clara, desde una posición muy personal y siempre sustentada por literatura védica. Hacer una crónica o transcripción del diálogo vivido sería quitarle  encanto al momento que vive ya imperecederamente  en nuestra memoria como una experiencia espiritual de enorme valor.

Existen tantas preguntas que constantemente habitan en nuestra mente, que se me ocurre ir tomando nota de ellas para poder presentarlas en el próximo encuentro de pregunta lo que quieras.  Porque estoy seguro que los que asistimos aquella  tarde, quedamos con las ganas de una  nueva sesión.

Si he despertado tu curiosidad te animo a que vengas el próximo sábado 10 de noviembre. Si lo deseas puedes invitar a quien quieras, ya sea que tengan preguntas o que simplemente deseen enriquecerse con las preguntas y las respuestas de los demás.

Bhakta Gino