Significado del Mantra Hare Krishna

0
82

El canto de

Hare Krishna Hare Krishna // Krishna Krishna Hare Hare

Hare Rama Hare Rama // Rama Rama Hare Hare

se menciona en las escrituras védicas como un mantra. Pero…

¿Qué es un mantra?

Mantra es una palabra sánscrita que puede dividirse en dos partes: man, que se puede traducir como mente, y tra, uno de cuyos principales significados es “instrumento”, aunque en otras ocasiones también se relaciona al término trayate, que significa “liberación”. Por lo tanto, podemos entender que los mantras son “instrumentos” sonoros mediante los cuales podemos trabajar a nivel mental, con el fin de desarrollar ciertas actitudes positivas, tanto a nivel psicológico como espiritual. Siendo este último el objetivo principal que se persigue al cantar el mantra Hare Krishna.

Como un espejo

En ocasiones la mente se compara a un espejo que, cuando está limpio y cristalino, permite que percibamos nuestra verdadera naturaleza. Pero la mayoría de las veces ese espejo está lleno de pegatinas en forma de designaciones (el género, la profesión, la nacionalidad, el linaje familiar, etc.), que nos impiden reconocer nuestra verdadera identidad.  En esos casos la mente se vuelve el peor de los enemigos.

El canto del mantra Hare Krishna es uno de los métodos que recomiendan los sabios y escrituras védicas para ordenar esas pegatinas y ponerlas en las proporciones adecuadas para que, sin perder la perspectiva de nuestros deberes sociales, familiares, etc., podamos comprender nuestra naturaleza eterna y espiritual. Convirtiendo así a la mente en nuestro mejor amigo.

¿Qué significan Hare, Krishna y Rama?

Krishna y Rama son términos que se utilizan en las escrituras védicas para referirse al Absoluto como “Aquel que es plenamente atractivo” y como “El origen de todos los placeres”. Por otra parte, Hare invoca la energía divina de Dios. Los sabios de la tradición han descrito este canto como un llamado a Dios y su energía, pidiéndoles que nos ayuden a comprenderle y servirle con amor y devoción. Además nos alientan diciendo que, a diferencia de otros mantras, este no tiene reglas estrictas para cantarse, y cualquiera puede beneficiarse de él bajo cualquier circunstancia. Simplemente debemos intentar que nuestra mente se concentre en su sonido, ya sea en forma de rezo, en la mente o como una canción acompañada de instrumentos musicales.

¿Cómo estas tres palabras pueden ayudarnos?

Según la tradición védica, en el plano absoluto no hay diferencia entre la sustancia y su nombre, con lo cual, tanto Dios como su energía divina no son diferentes de sus disímiles nombres y epítetos. Por consiguiente, cuando decimos Hare, la energía divina de Dios está presente ante nosotros, y al cantar Krishna y Rama “Aquel que es todo atractivo” y “El origen de todos los placeres” danza en nuestra lengua. Capacitándonos así para sobrepasar los estados de conciencia sensual, mental e intelectual, y colocándonos en un estado de dicha espiritual siempre creciente.