Mantra

mantra meditacion¿Qué es el mantra Hare Krisna?

La palabra mantra proviene de dos palabras sánscritas: manás (mente) y trayate (proteger o atraer). Por lo que la palabra mantra significa "proteger la mente" o "atraer la mente hacia algo".

Mediante el canto del mantra centramos la mente en un objeto u objetivo espiritual, minimizando el impacto de las circunstancias negativas qeu nos rodean, y por lo tanto reduciendo el nivel de sufrimiento e inseguridad que se causa en nuestras agitadas cabzas..

El Maha Mantra "Hare Krisna" fue traído a occidente en 1966 por Srila Prabhupada. Hoy en día este mantra se ha vuelto una frase muy familiar en todo el mundo.

“La vibración trascendental que se establece mediante el canto Hare Krisna, Hare Krisna, Krisna Krisna, Hare Hare, Hare Rama , Hare Rama, Rama Rama, Hare Hare, es el método sublime para revivir nuestra conciencia trascendental".

Al ser entidades espirituales (almas), en un principio éramos conscientes de esas naturaleza elevada, y por lo tanto sabíamos qué relación existía entre nosotros, como alma individual, y el Alma Suprema (Dios). Pero por el contacto con la materia, desde tiempo inmemorial, esa conciencia primigenia quedó cubierta por la atmósfera material, teniendo como resultado:

  • Hemos olvidado quienes somos realmente y nos identificamos con nuestro cuerpo y nuestra mente, que es lo que realmente no somos. A esta falsa identificación se le denomina Ego Falso.
  • Hemos olvidado que el resto de entidades vivientes, otras almas, son iguales a nosotros, almas espirituales que luchan por salir de este charco material. Por lo tanto hemos olvidado la mejor manera de relacionarnos con ellas. Eso tiene una serie de consecuencias, como es la crianza y matanza de animales para la satisfación de nuestros gustos culinarios.
  • Hemos olvidado cual es nuestra relación con el Alma Suprema (Dios, Krisna). Es por ello, que pretendmos ocupar su posición como si fuéramos nosotros los Controladores de la Naturaleza Material, y así le damos de lado. La relación con Dios es en realidad una relación de amor trascendental, que se materializa a través del amoroso servicio a Él y al resto de entidades vivientes.

La atmósfera material en la qeu nos encontramos se la denomina Maya o ilusión. Maya significa “lo que no es”. Y ¿en qué consiste esa ilusión? En que todos estamos tratando de explotar y subordinar a la naturaleza material cuando en realidad nos hallamos en las garras de sus severas leyes.

Si un sirviente trata artificialmente de imitar al amo todopoderoso, ello se denomina ilusión. Estamos tratando de explotar los recursos de la naturaleza material, pero, de hecho, nos estamos enredando cada vez más en sus complejidades. Por lo tanto, aunque estamos dedicados a una ardua lucha por conquistar la naturaleza, nos hemos vuelto más dependientes de ella.

Esta lucha ilusoria en contra de la naturaleza material puede ser detenida de inmediato, si revivimos nuestra conciencia de Krisna eterna. El mantra Hare Krisna, es el proceso trascendental para revivir esa conciencia original y pura. Mediante el canto de esta vibración trascendental, podemos limpiar nuestros corazones y terminar con la ansiedad y la frustración producida por la baja calidad de nuestro disfrute. El cultivo de conciencia de Krisna no es una imposición artificial a la mente sino la energía de placer del alma.

hare krishna mantra meditacionEn El Bhrihad-Naradiya Purana se dice "harer nama harer nama harer namaiva kevalam, kalau nasty eva nasty eva nasty eva gatir anyata": “En la era actual que vivimos: Canten los Santos Nombres de Dios, canten los Santos Nombres de Dios, canten los Santos Nombres de Dios; no hay otra manera, no hay otra manera, no hay otra manera de alcanzar la perfección”.

El canto es un llamado espiritual al Señor y a su energía, para que brinden protección al alma condicionada. Este canto es exactamente igual al llanto genuino de un niño que llama a su madre. Madre Hara ayuda al devoto a obtener la gracia del Supremo Padre, y el Señor se le revela al devoto que canta este mantra con sinceridad.

Los síntomas que percibe la persona que canta de forma regular van desde los más primarios: alivio de la ansiedad material, paz interna, etc., hasta los más elevados como la compasión por todas las entidades vivientes y el amor por Dios.